Menu

Acerca de Nosotros

¿Quiénes somos?

Somos una fundación que, desde el 2017, trabaja para difundir y concientizar sobre los problemas que genera la malnutrición infantil y accionar sobre ello a través de actividades de diagnóstico social, prevención y tratamiento eficiente en la zona de Zárate y Campana. Nos enfocamos en niños y niñas entre 0 a 5 años y embarazadas, brindándoles oportunidades y herramientas para que puedan mejorar su realidad. Actuamos con un abordaje integral sobre la problemática que le da origen, teniendo como ejes de trabajo la docencia, asistencia, investigación y la educación integral.

Un poco de historia para que nos conozcas…

La fundación Shunko se crea el 12 de mayo del 2017 con el objetivo de prevenir la desnutrición infantil y en la medida de lo posible antes de los 1000 primeros días de vida, evitando que se generen daños irreversibles en los que la padecen . La fundación procura alcanzar su objetivo atacando directamente sus causas, por medio de la recuperación de los niños desnutridos, a través de un tratamiento efectivo que se apoya en los pilares de la docencia, la asistencia y la investigación; y del fomento de la vida familiar como base de enseñanza de los valores necesarios para vivir en sociedad.

Iniciamos organizando charlas y eventos de promoción y difusión, destinadas a todo el público que pudiera estar interesado en el trabajo de la fundación, a fin de hacer conocer el proyecto y los valores que lo sustentan, de reunir fondos para funcionar, y de convocar y comprometer a voluntarios para trabajar.

Actualmente continuamos con la realización de estos eventos y sumamos la iniciativa de abrir un centro de prevención de la malnutrición infantil para aquellos niños entre 0 y 5 años y embarazadas que presenten carencias nutricionales o vulnerabilidad social, para minimizar o erradicar los factores de riesgo que se visualizan en el grupo familiar del niño y su entorno.

Nuestro Equipo

Comisión Directiva

  • Presidente: Abogada Andrea Ibar
  • Vicepresidente: Lic. Marcelo Alejandro Arce
  • Secretaria: María Marta Romero
  • Prosecretaria: Lic. M. Claudia Gaitan
  • Tesorero: Lic. Juan Miguel Errecalde

Vocales

  • Lic. Barbara Novelli
  • Graciela Otamendi
  • Raquel Jauregui
  • Coordinadora Centro De Prevención: Lic. Bárbara Novelli
  • Directora Centro De Prevención: M. Claudia Gaitan
  • Revisor De Cuentas: Matías Prego

Equipo de Interconsulta y Apoyo

  • Médica clínica especializada en endocrinología: Dra. Cecilia López
  • Ayudante Terapéutico y Estimuladora: Lic. Sonia Mancisidor
  • Psicóloga de niños: Lic. Silvina Sancho
  • Fonoaudióloga: Lic. Analía Tálamo
  • Cardiólogo: Dr. Eduardo Puthod
  • Bioquímico: Bq. Horacio Beltrame
  • Bioquímica: Bq. Adriana Melo

Objetivo, Misión, Visión

  • Nuestro objetivo es difundir y concientizar sobre los problemas que genera la malnutrición infantil y accionar sobre ello a través de actividades de diagnóstico social, prevención y tratamiento eficiente en la zona de Zárate y Campana. Prevenir el daño cerebral irreversible utilizando el método CONIN.
  • Nuestra misión es prevenir y tratar la desnutrición infantil, buscando que cada niño despliegue su máximo potencial genético, siendo para ello necesario fortalecer el sentido de persona, familia y comunidad para construir una sociedad más responsable y comprometida para el sano crecimiento de nuestro país.
  • Nuestra visión es un país con igualdad de oportunidades y posibilidades en miras al desarrollo de la capacidad de cada ser humano.

La importancia de los 1000 primeros días

Los primeros 1000 días de vida constituyen la fase más dinámica en el proceso de crecimiento y éste resulta extremadamente vulnerable a las diferentes condiciones.
Durante este “período crítico”, gracias a las características del desarrollo cerebral, se puede intervenir positivamente: a nivel nutricional; familiar, fortaleciendo vínculos y lazos; y a nivel del desarrollo, estimulando al niño a nivel psico-afectivo y motor. De esta forma es posible revertir el daño; pero pasado este período pueden quedar secuelas permanentes que dificultan la adaptación a la sociedad, la habilidad emocional y el aprendizaje.
Es durante los primeros años de vida cuando las experiencias dejan huellas profundas, ya sean positivas o negativas. En condiciones de pobreza crónica, propias del subdesarrollo, gran parte de los individuos se ven limitados en la expresión de sus potencialidades genéticas, tanto físicas como intelectuales. No solo el individuo sufre estas circunstancias, sino también la sociedad, que se ve limitada en sus posibilidades de progreso y desarrollo.

¿Cómo lo hacemos?

Trabajando en el centro de prevención mediante la metodología CONIN, la cual está orientada directamente a la promoción de la salud humana de modo integral (salud física, psicológica, espiritual, social, y moral). Los niños y niñas del programa serán atendidos en forma urgente, en el período crítico de 1.000 días (iniciando desde su gestación) y en miras a su propio desarrollo. Al mismo tiempo, se acompañará el proceso de mejorar su entorno y fortalecer los vínculos con sus familiares o personas a cargo.

¿Qué pasa si no lo hacemos?

Además de haberle robado a cada niño su derecho a desarrollar su plena capacidad, y su derecho a elegir ser quien quiere ser, se seguirá dañando el capital humano de nuestro país. Con el capital humano dañado no hay crecimiento, no hay futuro: deserción escolar, consumo problemático, delincuencia y violencia social, aumento indefinido del asistencialismo, mínima tasa de retorno. Que cada persona pueda educarse y formarse desarrollando sus capacidades es el objetivo último. Por eso comenzamos por cuidar el armónico desarrollo cerebral, ya que el cerebro es “la tierra donde la semilla de la enseñanza debe echar sus raíces”. Cerebros sanos, y dignidad intacta que permiten a cada persona desarrollar su personalidad, su inteligencia, su crecimiento, su madurez, tener la oportunidad de poder elegir ser quien quiere ser.

¿Por qué buscamos su ayuda?

Porque sabemos que sólo podremos cumplir estos objetivos uniéndonos como sociedad, todos: particulares, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, entidades, empresas, instituciones… ayudándonos entre todos a poner nuestro país de pie.