Menu

Lecturas

¿Qué es la malnutrición?

Fundamentación. Contexto teórico del problema.

La malnutrición incluye todas las formas clínicas de desnutrición, y también el sobrepeso y la obesidad. En Argentina, la prevalencia más alta de desnutrición es la que se manifiesta por déficit de talla o retraso del crecimiento, consecuencia de una desnutrición crónica. Paralelamente se observa en una tendencia al aumento de casos de sobrepeso u obesidad infantil.

Los primeros 1000 días de vida constituyen la fase más dinámica en el proceso de crecimiento y éste resulta extremadamente vulnerable a las diferentes condiciones. Los déficits o excesos en el estado nutricional infantil están asociados a múltiples factores del ambiente en el que el niño vive desde su concepción.

Durante este “período crítico”, gracias a las características del desarrollo cerebral, se puede intervenir positivamente: a nivel nutricional; a nivel familiar, fortaleciendo vínculos y lazos; y a nivel del desarrollo, estimulando al niño a nivel psico-afectivo y motor. De esta forma es posible revertir el daño; pero pasado este período pueden quedar secuelas permanentes que dificultan la adaptación a la sociedad, la habilidad emocional y el aprendizaje.

Las capacidades que puede alcanzar un individuo dependen tanto de factores genéticos como ambientales. Es durante los primeros años de vida cuando las experiencias dejan huellas profundas, ya sean positivas o negativas. En condiciones de pobreza crónica, propias del subdesarrollo, gran parte de los individuos se ven limitados en la expresión de sus potencialidades genéticas, tanto físicas como intelectuales. No sólo el individuo sufre estas circunstancias, sino también la sociedad, que se ve limitada en sus posibilidades de progreso y desarrollo.

Declaración de antecedentes y principios constitucionales

Se crea esta Fundación ante la preocupación que genera el grave y severo problema de la desnutrición infantil en nuestra ciudad y en el resto del país. Pensando en ello, la Fundación Shunko, trabajará con el firme propósito de combatirla, por ser obstáculo al desarrollo de la persona humana – desarrollo último conforme la dignidad de que todo ser humano está dotado- , y por entender que asimismo este fin fortalece la familia y la sociedad misma.

La finalidad está vinculada directamente a la promoción de la salud humana de modo integral (salud física, psicológica, espiritual, social, y moral). Los niños desnutridos deben ser atendidos en forma urgente y en miras a su propio desarrollo, a su vez apuntando a su entorno, fortaleciendo sus vínculos con su familia.

Mensaje final

Todos los que hacemos Fundación Shunko, estamos convencidos que volviendo a los valores que fundan la familia, colaboramos para comenzar a cambiar el mundo: sé tú el cambio que esperas. La Fundación Shunko recibió y acogió el mensaje CONIN. Muchas familias se están destruyendo, muchas ya están destruidas, muchas necesitan ayuda. Por algún lado había que empezar a poner nuestro granito de arena. Y en este camino, está nuestra vocación. Salimos a buscar a los más pobres. No a los pobres, a los más pobres. Y nos referimos, no solamente a los que no tienen recursos económicos, buscamos especialmente a los que no tienen ninguna clase de recursos, ni siquiera la posibilidad de educarse, de lograr algún día aprender a escribir su nombre, de trabajar con dignidad, de crecer, de elegir quienes quieren ser. La forma en la que viven no les permitirá jamás acceder a esas posibilidades. Pero podemos hacer algo. Creemos en nuestra vocación que debemos hacer algo porque son sus derechos, no respetados por la codicia del mundo. A ellos se dirige el trabajo de la Fundación Shunko.

“El camino a la paz inicia con la sonrisa de un niño” Madre Teresa de Calculta